josé almagro

triatleta

duatleta

entrenador personal

Soy José Almagro,
triatleta, duatleta, entrenador personal.

Me llamo Jose Almagro, vivo en Las Rozas, nací en Madrid en 1980 y desde los 7 años empecé a competir en bicicleta, primero en BMX, más tarde en BTT y desde los 18 años en carretera, donde llegué a ser profesional en las temporadas 2005 y 2006 con el Equipo Relax Fuenlabrada...

PATROCINADORES




BLOG

DUATLONES DE ERMUA Y AMOREBIETA

Ya que este año no consigo encadenar semanas demasiado buenas de entrenamientos este fin de semana he hecho la “machada” de doblar y correr dos duatlones seguidos.

Aquí paso a contaros las crónicas:
Empezaremos por el sábado en el que por la tarde corrí el Duatlón de Ermua sobre distancia sprint (5 – 20 -2,5). La carrera a pie no era excesivamente dura pero la bici incluía una subida de unos 3Km con un tramo al 15% aproximadamente.
La salida se retrasó un poco y eso casi nos cuesta un susto a Kepa Ruiz y a mí que nos fuimos a calentar y llegamos de milagro a salir con el grupo. Una vez conseguimos adelantar unas cuantas posiciones Kepa pegó un fuerte tirón y se marchó con el francés Oulliers. Por detrás, yo puse mi ritmo y junto con la compañía y colaboración de Ander Aguirre conseguimos perder solo 20´´ con Kepa.



Yo no conocía a Ander Aguirre ya que nunca había competido con él y no sabía de su potencial en bici por lo que nada más subirme en la bici y comenzar la primera cuesta me puse a tirar con fuerza pensando que quizá se quedaría rápido, pero nada más lejos de la realidad, Ander aguantaba perfectamente y por otro lado nos estaba costando reducir la distancia con Kepa, no así con el francés al que pronto dimos alcance. Hacia el Km2 ocurrió un percance que me descentró bastante y es que se me cayó el dorsal, en un principio ni se me pasó por la cabeza parar a cogerlo, pero más tarde empecé a pensar que si llegaba a meta sin dorsal corría el riesgo de que no me calificasen y que pegarme una paliza para nada no merecía la pena. Así, seguí colaborando con Ander mientras el francés se quedaba pero sin demasiada convicción y solo estaba esperando el segundo paso por donde se me había caído el dorsal y cogerlo.
En el primer paso por Ermua con Ander a rueda

Justo cuando estábamos llegando a ese punto cogimos a Kepa y surgieron dudas, yo les dije que estaba “rallado” con lo de mi dorsal y que no les iba a atacar hasta que no lo cogiese y volviese a sentirme en carrera por lo que los tres íbamos relevando mientras yo además no dejaba de mirar a la cuneta, pero sin éxito, no lo encontré. Por suerte sobre el Km13 nos adelantó una moto de un juez y le pregunté si podía continuar sin dorsal y me dijo que sí, que tomaba nota y que no me preocupase así que volví a sentirme en carrera y en igualdad de condiciones con mis rivales. Aquí quiero destacar la deportividad de Kepa y Ander que me entendieron y tampoco se aprovecharon de mi situación.
El problema de todo esto es que estábamos a escasos 5Km de la T2 y ya era demasiado tarde para intentar atacar en bici, aún así lo intenté un par de veces en un polígono industrial bastante revirado pero en ambas ocasiones la moto de la Ertzaintza que abría carrera me entorpeció en la trazada de las curvas y no conseguí sacar nada de ventaja por lo que los tres llegamos juntos a la T2.
Como era de esperar Kepa enseguida puso tierra de por medio y yo, aunque traté de seguir a Ander volví a sufrir los problemas de gemelos del fin de semana pasado y perdí unos metros por lo que uniendo eso a que al día siguiente tenía otra carrera preferí dejarme llevar y limitarme a conservar el tercer puesto. Tanto Kepa como Ander realizaron una gran carrera y corrieron muy inteligentemente, probablemente más que yo que cometí demasiados errores para una carrera tan corta.


Y hoy domingo ha tenido lugar el Duatlón de Amorebieta que era más exigente ya que se disputaba sobre distancias de 10-35-5, las cuales son cuanto menos respetables.
La carrera tenía un gran favorito, el local Iurgi Etxeandía que a pie tiene un nivel impresionante y que conocía el terreno a la perfección.
Yo tenía claro que debido al cansancio de la carrera del sábado, no iba a cebarme con nada ni con nadie y que me iba a limitar a hacer “mi carrera” por lo que he hecho algo que no suelo hacer y he corrido con el Garmin.
En el primer 10.000 Iurgi pronto se ha marchado por delante y yo tras un primer Km en 3´09´´ he puesto un ritmo asequible para mí y he rodado como un reloj haciendo todos los Km entre 3´14´´ y 3´19´´ para acabar con un parcial de 32´33´´ sobre un circuito revirado y bien medido, lo cual no está nada mal para mí, aunque Iurgi me ha sacado 1´ en la T1. Junto a mí han llegado dos duatletas, uno de ellos hermano y compañero de Iurgi, por lo que no me interesaba nada hacer grupo con ellos y que se me pudieran poner a rueda así que he salido fortísimo de boxes y me he marchado solo a la caza de Iurgi. El segmento de ciclismo era duro con dos puertecillos (Autxagane y Monte Calvo) pero estos estaban al principio y a partir del Km 15 todo era llano o bajada. Precisamente coronando el último de los dos puertos he podido alcanzar a la cabeza y nada más hacerlo le he atacado, pero no he logrado marcharme. Iurgi y yo hemos hablado y él me ha preguntado si íbamos a ir a relevos o si le iba a atacar y yo no le he mentido y le he dicho que yo tenía que atacar si quería ganar y que así lo iba a hacer. Él ha sido igual de sincero conmigo y me ha dicho que no tenía prisa y que no le importaba esperar atrás ya que venía su hermano, por lo que me he quedado con todo el peso de la fuga. A pesar de ello he intentado atacarle un par de veces pero ninguna de las dos me he conseguido marchar así que puestas mis cartas sobre la mesa y viendo que iba a ser imposible marcharme en solitario he vuelto a hablar con él y nos hemos puesto de acuerdo para relevar y así yo al menos poder asegurarme el segundo puesto.
Los últimos 10Km de bici los hemos hecho fuertes y bastante compenetrados y juntos hemos llegado a la T2. Esta vez sin problemas de gemelos pero con mucha fatiga acumulada en las piernas me he puesto a correr y Iurgi pronto me ha abierto hueco así que yo, aunque con mucho sufrimiento porque el dolor muscular era bastante intenso, he corrido a un ritmo aceptable que me ha permitido conservar el la segunda posición. El tercer puesto final ha sido para Manuel Pando, compañero en el Triatlón Santander  que ha realizado un gran segmento ciclista.

En el último segmento de carrera, antes de uno de los puntos de retorno cruzándome con Iurgi


Llegando a meta

Junto a Iurgi y Pando al cruzar la meta

Como conclusión a este fin de semana debo decir que me da cierta rabia no haber podido ganar ninguna de las dos carreras pero quiero quedarme con lo positivo, es decir, con los dos pódiums, con las sensaciones que he tenido hoy (el sábado fueron peores) y con que el haber hecho estas dos carreras seguidas, la segunda encima sobre distancia de 10-35-5 supone un gran entrenamiento de calidad que me hacía bastante falta.

CAMPEONATO DE ESPAÑA DE DUATLON POR AUTONOMÍAS 2012. FUENTESPINA

Ayer se celebró en Fuentespina (Burgos) el último Cto. de España de Duatlón por Autonomías. Digo el último porque a partir de 2013 este Cto. desaparece.

Como en los tres últimos años yo acudí representando a Madrid con dos objetivos, uno luchar por conseguir los máximos puntos para mi autonomía y el otro tratar de mejorar mi segundo puesto del año pasado, algo bastante difícil viendo el nivelón que había entre los inscritos.

Este año Madrid contaba con el refuerzo de Fernando Alarza, vencedor en 2011 y como leeréis más adelante también en 2012



La carrera se componía de dos vueltas a un circuito de 2,5Km a pie para completar 5Km, otras dos vueltas a un circuito de 10Km en bici para completar 20Km y una última vuelta al circuito de 2,5Km a pie. No había ningún desnivel y el fuerte viento iba a ser el único condicionante para poder hacer diferencias.

Nada más salir Alarza y Emilio Martín impusieron un ritmo espectacular que solo el gallego Óscar Vicente pudo aguantar un par de Km para acabar cediendo. Por detrás, se fueron formando varios grupos perseguidores. En el primero de ellos viajaba gente de mucho nivel a pie como Amatriaín, Etxandía, Kepa Ruiz, Brais Canosa, Uxío Abuín o un sorprendente Alexis Rodríguez que ha mejorado muchísimo en la carrera. En el segundo estaba yo junto a Javier García Velasco, Emilio Suarez, Carlos Aznar, Carlos Blázquez, Jorge Turrado, Fernando Gómez Cubero, Gustavo Rodríguez y varios duatletas más.



Alarza y Emilio llegaron con un impresionante parcial de 14´55´´ a la T1, 30´´ más tarde llegó el grupo de Alexis y Amatriaín y con un parcial de 15´55´´, es decir con 1´ perdido sobre la cabeza, llegamos nosotros.

Gustavo Rodríguez y yo ya habíamos hablado antes de salir que con el viento lateral que hacía, si nos juntábamos en un grupo teníamos que colaborar entre los dos en lugar de atacarnos porque juntos y "cerrando cuneta" podíamos hacer mucho daño así que nada más empezar el segmento ciclista los dos nos pusimos en cabeza de nuestro grupo y empezamos a relevar con fuerza hasta que hacia el Km 3 ya nos quedamos solos.

En el Km 5 cogimos al grupo de Alexis y Amatriaín y nada más cogerles Gustavo atacó, pero los demás estuvieron atentos y el grupo no se rompió por lo que hubo un pequeño parón. Poco después no hizo falta hablar, Gustavo y yo nos miramos y ataqué con él a rueda y cerré cuneta, el grupo se enfiló y se acabó rompiendo, solo el también exciclista Alexis Rodríguez nos aguantó la rueda y juntos los tres nos entendimos a relevos con el objetivo de dar caza a los dos de cabeza, Alarza y Emilio.



Debo reconocer que el ritmo que llevábamos era altísimo (media de casi 43Km/h) y ello propició que alguien del nivel de Alexis se quedase de nuestra rueda como puede apreciarse en la foto así que Gustavo y yo nos quedamos solos en el Km 12 y en el 18 aproximadamente cogimos al dúo cabecero. Solo quedaban 2 Km para la T2 y yo por alguna razón que desconozco ya que casi nunca me pasa llevaba los gemelos con amago de subirse así que tenía que ser prudente con lo que hacía, además, llevaba conmigo a mi compañero Alarza que era el máximo favorito a la victoria. Gustavo atacó un par de veces y yo solo me limité a responder a sus ataques y finalmente los cuatro nos bajamos juntos para afrontar el último segmento de carrera.




Como puede apreciarse en la secuencia de fotos yo fui el primero que se bajó de la bici pero mis gemelos me impedían correr todo lo deprisa que quería. Además, haciendo labor de equipo dejé pasar a Fernando en medio de los boxes para que pudiera hacer más rápida su transición y ganar algunos segundos.

Mi última carrera a pie fue de las más agónicas que recuerdo ya que durante el primer Km apenas podía correr porque los gemelos se me subían continuamente pero no me quería parar bajo ningún concepto. Poco a poco fui cogiendo ritmo, pero mis tres compañeros de grupo se me habían alejado y durante unos minutos me entregué y solo pensaba en conservar el cuarto puesto. Pero a falta de 1Km para la meta vi como Emilio Martín, que a veces sufre problemas de flato estaba totalmente parado y con la mano en la tripa por lo que me acerqué muchísimo a él, teniéndole a escasos 10m, una distancia que agónicamente mantuvimos hasta la línea de meta para finalmente no lograr cogerle y tener que conformarme con ese cuarto puesto.

Creo que en toda mi carrera deportiva nunca había acabado tan exhausto


Finalmente Alarza volvío a ganar a nivel individual y Madrid fue la primera Comunidad Autónoma en categoría masculina así que el balance ha de ser positivo. Las chicas fueron terceras y en el global por autonomías Madrid fue segunda detrás de Galicia.

A nivel individual aún tengo que meditar si estoy o no contento con mi actuación de ayer, bueno, contento seguro que no estoy pero molesto tampoco. Un cuarto puesto con gente de tanto nivel y en un campeonato de España tiene mucho valor pero está clarísimo que a pie tengo que seguir mejorando (aunque es cierto que este año apenas he hecho series) y por otro lado, lo que me pasó ayer de que se me acalambrasen los gemelos (algo que no me pasaba desde el Duatlón de Cantimpalos) me fastidia bastante por la impotencia de no poder correr.

Por último quiero felicitar a Emilio Martín y Alarza por el carrerón que hicieron ya que tiene muchísimo mérito que corran como corren y luego en una bici tan complicada por el viento fueran capaces de mantener su ventaja casi hasta el final, también a Gustavo Rodríguez por su entrega en todo momento, a Alexis Rodríguez porque sufrió lo indecible y porque su mejoría a pie ha sido espectacular y por supuesto a todos mis compañeros de la selección Madrileña por haber logrado juntos este título de Campeones de España.

DUATLON ALCOBENDAS 2012

El Duatlón de Alcobendas celebrado ayer no entraba inicialmente en mis planes pues la idea que tenía era haber terminado el ½ IM en Valencia y haber estado toda la semana prácticamente de descanso y sin pensar en competir. Pero una vez repuesto del palo moral de Valencia pensé que podía correr en Alcobendas y así encarrilar la Copa de Madrid de Duatlón en lo que a puntos se refiere así que a última hora me inscribí y decidí correr.


Con un circuito a pie duro, una bici “pestosa” y rivales de bastante entidad; Rodrigo González, Luismi Sanchez Rosado, Alejandro Corroto, Jorge Martín Blas, Iván Cáceres, Carlos Aznar, Carlos Blázquez, Alberto González Gil, etc. tenía cierto miedo a cómo se iba a desarrollar la carrera pues para mí era una incógnita cómo me iba a encontrar a pie después de haber corrido bastante mal en Moraleja de Coca y ni siquiera haber hecho la carrera a pie en Valencia.
Rodrigo González encabezando la prueba durante los primeros metros


La salida fue como siempre "a muerte" con un Rodrigo Gonzalez que nos metió a todos el miedo en el cuerpo haciendo unos dos primeros kilómetros rapidísimos. El grupo enseguida se estiró y pronto nos quedamos unos seis duatletas en cabeza. A mí la dureza del circuito me favorecía y a medida que pasaban los Km me iba encontrando más cómodo por lo que a falta de 1Km para la T1 me puse a tirar cuando solo quedábamos Blázquez, Cáceres, González Gil y yo en  el grupo. Finalmente Cáceres dio el “achuchón” final y juntos llegamos a la T1, con Luismi Sánchez Rosado poco después.
Saliendo de boxes junto a Blazquez. Gonzalez Gil y Cáceres estaban delante

Mi transición fue buena, pero no más rápida que la de mis rivales por lo que no pude escaparme nada más iniciarse la bici que era lo que iba pensando mientras se desarrollaba la carrera a pie así que pronto empezamos a relevar pero sin mucha fe, prueba de ello fue que Luismi nos cogió con facilidad. En un circuito sin grandes desniveles y en el que el aire apenas estaba presente había muy pocas opciones para poder escaparse de gente del nivel de Cáceres, Blázquez, Rosado o González Gil no quedaba otra que arriesgar. En una rotonda bastante mojada entré fuerte, tumbé y salí más fuerte aún sacando unos valiosos metros a mis rivales. La apuesta estaba hecha y apreté a tope, miré para atrás y vi como Iván Cáceres era el único que había tratado de cogerme la estela pero no lograba ponerse totalmente a rueda. Tras unos 500m de “pulso” con Iván apreté y apreté hasta que vi por la sombra como Iván cedía y yo conseguía marcharme solo.



A partir de ahí mi carrera fue bastante sencilla en lo que a planteamiento se refiere (no así en cuanto a sufrimiento): concentración máxima en bici y a tratar de sacar ventaja al grupo. Así fue, por detrás el entendimiento no era bueno y mi distancia sobre los perseguidores poco a poco fue aumentando hasta llegar a la T2 con unos 2´ de ventaja sobre ellos.


Rápidamente me puse las zapatillas y me lancé a correr haciendo rápido el primer Km que además era cuesta abajo pues aunque sabía que mi ventaja era amplia no quería confiarme. Tras el paso por ese primer Km en un giro de 180º ya pude comprobar cómo en segunda posición venía Iván Cáceres pero sin opciones de cogerme así que me relajé y pude disfrutar de mi segunda victoria en este Memorial Miguel Ángel Cuchillo incluso compartiendo alguna impresión con su hijo y amigo mío Guillermo Cuchillo que era quien abría carrera en bicicleta.




Finalmente Cáceres fue 2º, González Gil 3º, Blázquez 4º y Sánchez Rosado 5º.
La próxima cita será en apenas 5 días en Fuentespina, donde se celebrará el Cto. de España por Selecciones Autonómicas y acudiré representando a Madrid.

CAMPEONATO DE ESPAÑA DE TRIATLÓN DE MEDIA DISTANCIA. VALENCIA

Precisamente en la entrada sobre mi penúltima carrera, el Duatlón de Moraleja de Coca decía que no soy una persona a quien le guste poner excusas, lo sigo manteniendo, pero si hablamos de Valencia no me queda más remedio que justificar mi retirada.
La realidad es que mi preparación para el Campeonato de España de Tri de Media Distancia no había sido todo lo específica que me hubiera gustado, pero por otro lado las sensaciones que estaba teniendo durante las semanas anteriores a la prueba me hacían internamente tener cierta esperanza en lograr un buen resultado.
El día anterior a la prueba en el ambiente había bastante incertidumbre; ¿el agua estará demasiado fría?, ¿se verán las boyas?, ¿hará mucho viento?, ¿hará calor?.... A mí la verdad que todo eso me daba bastante igual, yo solo quería conseguir nadar a gusto, sin agobiarme, sin demasiados golpes y salir decentemente del agua para luego poder hacer "mi carrera".
Así fue, tras los típicos prolegómenos previos a cualquier carrera comenzó el temido segmento de la natación, por primera vez desde que hago triatlón conseguí meterme en un grupo y nadar con gente sin agobiarme, las sensaciones eran buenas, no tragué demasiada agua (algo habitual en mí), no me llevé demasiados golpes y notaba que me cundía y era capaz de pensar en nadar deprisa y no en otras cosas que a veces me han llevado a pasarlo mal.
Llegué a la T1 y con calma pero deprisa me puse el dorsal, los calcetines, las gafas y el casco y salí con muchas ganas a afrontar los 90Km de bici sin saber muy bien dónde me encontraba en lo que a puestos se refiere. Durante los primeros Km que aún discurrían por la ciudad de Valencia y por el espectacular circuito de F1 fui adelantando bastantes triatletas, el más significativo Fernando Gómez Cubero que a la postre fue 5º. Poco a poco los triatletas a los que adelantaba eran de más nivel, así, en el Km 15 superé a Albert Moreno y en el 20 a Alejandro Santamaría. Todo iba bien, mis piernas iban como nunca, la comida me entraba y todo me hacía presagiar que iba a conseguir algo importante. Seguí pasando triatletas hasta que en el Km 40 dí alcance a un grupo en el que viajaban Reig, Amatriaín (a la postre vencedor final en el Cto. de España) y Cofiné entre otros. Les pasé y seguí hacia delante por la zona de arrozales próxima a Sueca, una zona de mucho viento, con carretera estrecha y muchas curvas hasta que dí alcance a un nuevo grupo en el que estaban gente tan importante como Unanue o Blanchart. Era el Km 50 de carrera y ya había adelantado a muchos de los máximos favoritos, aunque por delante quedaban aún Elguezabal y el francés Sudrie (ganador final pero que no contaba para el Cto. de España).
Hasta ahí era el día idílico, el día soñado, tenía una oportunidad increíble ante mí y todo acompañaba pero en el Km 60 en uno de los numerosos baches del circuito (demasiados para un campeonato de España, todo hay que decirlo) noté como mi acople había cedido un poco hacia abajo. No quise darle importancia, pero la tenía, cada vez notaba el manillar más flojo y apenas podía acoplarme por lo que decidí no arriesgar e ir agarrado a los laterales del manillar (ya era tarde). En seguida me pasó Iker Rozas sin que pudiera hacer nada por seguir su ritmo debido a que no podía acoplarme ni hacer fuerza sobre el manillar, algo que cobraba más importancia aún debido al fuerte viento, poco más tarde, sobre el Km 70 me pasó Amatriaín y en un intento por seguir fuerte me volví a acoplar, pero ahí mi acople cedió del todo, el manillar se había aflojado tanto que los acoples llegaron a tocar con la horquilla. No sé muy bien como conseguí controlar la bici y pararme. Ya no había nada que hacer, todo, absolutamente todo se había ido a la m.... en unos pocos minutos.
- Habrá quien se pregunte por qué no llevaba una multiherramienta, pues es una buena pregunta que yo me he hecho unas mil veces en las últimas 24 horas pero el sábado por la tarde apreté todos los tornillos con todas mis ganas y después de semanas entrenando con la cabra (eso sí, por carreteras con asfalto decente) nunca había tenido ninguna avería semejante, por lo que pensé que era imposible que algo se aflojase. Ahora ya sé que no lo es... la multiherramienta nunca más me faltará.-
Una vez asumí que todo estaba perdido y vi pasar impotente a todos los triatletas que tanto me había costado adelantar con la ayuda de un espectador que me sacó unas llaves allen de su casa apreté el manillar y lentamente me fui hacia meta teniendo claro que no iba a continuar en carrera. Ningún juez me había "pillado" que había recibido ayuda externa, pero la había recibido y por otro lado mi motivación estaba por los suelos.

Llegando a la T2, andando y sin descalzarme, ya estaba moralmente retirado

No tengo muchas conclusiones que sacar ante esto, supongo que debo aprender de los errores y quedarme con lo positivo y es que habría podido estar disputando una carrera tan importante como esta. Ahora toca olvidarlo cuanto antes y pensar en los próximos objetivos aunque ahora mismo todavía no es fácil...

Gracias a todos los que me habéis mandado mensajes de apoyo en estos dos días.
CONTACTAR

Adress/Street

Las Rozas. 28231-Madrid. España

Phone number

+(34) 696 993 953

Website

www.josealamagrovalero.es