josé almagro

triatleta

duatleta

entrenador personal

Soy José Almagro,
triatleta, duatleta, entrenador personal.

Me llamo Jose Almagro, vivo en Las Rozas, nací en Madrid en 1980 y desde los 7 años empecé a competir en bicicleta, primero en BMX, más tarde en BTT y desde los 18 años en carretera, donde llegué a ser profesional en las temporadas 2005 y 2006 con el Equipo Relax Fuenlabrada...

PATROCINADORES




BLOG

IRONMAN BRASIL 2013


Bueno, ya ha pasado el Ironman de Brasil, la verdad que se ha hecho largo, no solo por la prueba en sí, que lo es, sino por todos los días previos; jueves entreno oficial de agua, viernes reunión técnica, sábado “check in” de las bicis y domingo la carrera. Vamos, que al final consiguen que te pases todo el día dando vueltas por la zona de los stands…
Ahora, como viene siendo ya habitual aprovecho que estoy en un avión para contaros mi experiencia en esta carrera. Llegamos a Florianópolis el miércoles por la noche y como ya he dicho el jueves hicimos el entreno oficial de natación, una buena iniciativa por parte de la organización aunque Arrate y yo lo hicimos un poco a nuestra bola porque había hasta una especie de “salida oficial” con cinta y bocina y no nos apetecía empezar a comernos golpes desde cuatro días antes. Allí coincidimos con Victor del Corral con quien quedamos para salir en bici al día siguiente, ya que él llevaba dos semanas en Floripa y conocía mejor que nosotros las carreteras.
 

 
Ese mismo día jueves aprovechamos para hacer algo de turismo por la isla con un coche de alquiler y por la tarde hicimos 30´ de carrera muy suave.


 
 
El viernes salimos en bici a las 8:30 con Víctor, otro amigo suyo catalán que también se llamaba Víctor y otros dos chicos brasileños (uno de los cuales también se llamaba Víctor, jaja) pero cuando llevábamos unos 8Km en una zona de obras metí mi rueda en un agujero y reventé el tubular delantero. Arrate, el amigo catalán y uno de los brasileños pararon a ayudarme y los demás siguieron. Luego nos reencontramos con ellos pero al final optamos por ir por otro recorrido ya que las carreteras de allí eran todas autovías y nos parecía demasiado peligroso.
 
A las 11:30 tuvimos la reunión técnica, aprovechamos para recoger los dorsales, comimos en el hotel y por la tarde fuimos a dar un paseo a un pequeño pueblo costero llamado Santo Antonio de Lisboa que tenía unas bonitas vistas al puente que une la isla con el continente.
El sábado por la mañana había que dejar las bicis ya en boxes así que fuimos en bici hasta la zona de la salida, nadamos un poco y dejamos ya todo lo más preparado posible. La tarde de ese día fue bastante tranquila aunque los nervios estaban ya a flor de piel.
El domingo tocó madrugar, a las 4 a.m. desayuno ya que a las 7.a.m. empezábamos a nadar. Antes de dirigirnos a la playa donde se daba la salida estuvimos en los boxes, dejando a punto las bicis y los diferentes sacos con el material necesario para las transiciones.
En lo referente a la prueba, yo me la planteé exactamente igual que dije que me la iba a plantear en mi última entrada en el blog. La salida era desde la arena para los más de 2000 participantes excepto para nosotros, los de categoría pro, que salíamos desde dentro del agua unos 10m por delante. Como no soy buen nadador me daba pánico que cientos de “animales” comenzasen a pasarme por encima así que me situé a la derecha del todo y según sonó la bocina hice los primeros 50m en diagonal en lugar de en línea recta, para salirme del tumulto al que poco a poco me iría metiendo más tarde camino de la primera boya. Teóricamente había hablado con Arrate para que me siguiese a pies y tratar de hacer juntos la natación, pero resultó imposible… A partir de esa primera boya quedaban unos 3000m que resultaron bastante tranquilos, más o menos metido en el grupo, puse mi ritmo y no me agobié demasiado excepto cuando alguien me enganchó por detrás y me arrancó el chip, de pura coña tuve reflejos para darme la vuelta, bucear y cogerlo (me lo metí en el pecho por dentro del neopreno y me lo volví a atar ya en la orilla). Como anécdota más significativa debo decir que lo del drafting está muy visto pero… ¿alguien había visto en un triatlón a otro triatleta nadando con palas? Yo ya puedo decir que lo he visto, hay gente para todo… Mi tiempo en la natación 1h01´ claramente mejorable pero el objetivo de nadar sin agobios conseguido.

Los pro en la salida

Y los GGEE que nos iban a pasar por encima


En el segmento de ciclismo teníamos dos vueltas de 90Km y en cada vuelta había 6 repechos (en realidad eran tres que se subían por los dos lados a la ida y a la vuelta) en los que era aconsejable quitar el plato grande. La primera vuelta la di bastante fuerte aunque guardando algo de fuerzas, adelanté bastantes posiciones hasta que comenzando la segunda vuelta me di cuenta de que la gente con la que iba intercambiándome los puestos eran siempre los mismos, poco a poco se fue haciendo un grupo de unas 10-15 unidades en el que la gente “jugaba” con el drafting por lo que intenté tirar un poco fuerte a ver si les dejaba atrás, pero no fue posible, a esas alturas de la carrera es muy difícil abrir diferencias, por lo que sobre el Km 100 decidí que lo mejor era ponerme el último y no entrar en el juego de “me adelantas, te adelanto” porque la verdad que los jueces estaban sacando un montón de tarjetas así que dejé mis 10 metritos y me limité a comer, beber y aguantar. La segunda vuelta fue algo más lenta, sobre todo porque se levantó mucho viento y mi tiempo final fue bastante discreto, 4h55´, pero como ya había planeado no quise sufrir a muerte por miedo a no ser luego capaz de correr la maratón. En este segmento tardé unos 60Km en cruzarme con Arrate y luego en el 110 me dijeron que iba bien así que en ese sentido estaba bastante tranquilo.




 
Y por último llegaba la maratón, una distancia a la que tenía mucho miedo a enfrentarme pues ya he “petado” en bastantes medios IM con lo que correr 42Km después de 180Km de bici me daba mucho respeto. Comencé con las cosas claras, correr económico, beber en todos los avituallamientos, no cebarme con el ritmo, no perder concentración y tratar de comer algo cada 8km. Los primeros 7Km los hice a un ritmo cercano al 4´25´´ hasta el Km 8 donde vendría el primer “muro” de los cuatro que había en los primeros 18Km, cuatro repechos de unos 200m que se subían casi a la misma velocidad andando que corriendo debido a su porcentaje. Entre los Km 8 y 18Km mi ritmo variaba en función del tramo debido precisamente a esos “muros” y pasé la media maratón en 1h35´ aproximadamente, quedaban otros 21Km (al final 22 porque el Garmin me marcó 43,1Km) y el recorrido ya era bastante más fácil así que seguí con la tónica de no dormirme con los ritmos, tratar de no andar excepto para comer en los avituallamientos en los cuales andaba 10 o 12 metros y pensar en el siguiente objetivo: un avituallamiento, una curva, el lugar donde me iba a cruzar con Arrate, etc. Así, aunque mi segunda media fue más lenta, casi siempre me mantuve por debajo de 5´/Km marcando un tiempo final de 3h26´ a un ritmo medio de 4´49´´.
 

En uno de los muros aprovechando para alimentarme
 

Finalmente crucé la meta con un tiempo de 9h32´, quedé en la posición 20 de la categoría pro y el 72 de la general, no sé decir si es bueno o si es malo, hay quien piensa que es “mediocre” aunque luego idolatran en las redes sociales a los que hacen tiempos iguales o superiores o se retiran a la primera de cambio y también hay muchos que me han felicitado. Sinceramente yo sé que mi único objetivo en este primer IM era terminarlo con dignidad y no“reventar” y ese objetivo lo logré con creces así que estoy muy satisfecho. Solo Arrate y yo sabemos lo que he entrenado y lo "justito" que voy así que repito, no me puedo quejar del resultado.

 
Quiero también agradecer a todos mis apoyos y patrocinadores que hayan hecho posible mi participación en esta prueba, gracias de verdad: Body Factory Prado de Somosaguas, Taymory, Fuji, Spiuk, Piresa S.L., Pastelería Caprichos, Max´s System, Fisioalegre, Keepgoing, Zeebra, Karhu, Shisse y Revista Triatlón.

 

Arrate por su parte escribirá en su blog su experiencia pero quiero finalizar con estas líneas para felicitarla pues su tiempo de 10h45´ lo dice todo.
 

REFLEXIONES PREVIAS IRONMAN FLORIANOPOLIS

Probablemente esta sea la última publicación que haga antes de mi debut el domingo en la distancia Ironman que será concretamente en Florianopolis (Brasil).
 
Ahora mismo es miércoles por la mañana y estamos en el avión que nos conduce desde Porto Seguro a Sao Paulo, donde hacemos escala y de ahí a Florianopolis. Estas dos semanas en Porto Seguro han sido muy tranquilas en todos los sentidos, yo he currado algo por internet y le hemos dedicado un par de días a poner todos los entrenamientos a nuestros “pupilos” que están ahora también en plena temporada. Pero aparte de eso hemos descansado, hemos tomado el sol, hemos comido bien (en cuanto a cantidad y sobre todo en cuanto a calidad, mucho mejor que la “comida basura” que a diario solemos comer en España) y más o menos hemos entrenado decente. La natación la hemos hecho siempre en el mar que es bastante tranquilo, la bici la hemos hecho siempre en la misma carretera totalmente llana aunque algo bacheada  con entrenos de entre 65  y 120Km y la carrera nos ha costado un poco, haciendo el  rodaje más largo de 1h15´ y es que por la mañana el calor y la humedad son brutales y por la noche hay pocas zonas iluminadas para poder hacer un rodaje más largo o que resulte un poco ameno.
 
Cuando empecé con el triatlón lo hice directamente en la Media Distancia, concretamente en el Ecotrimad 2011 donde fui tercero detrás de Marcel Zamora y Pontano aunque bien es cierto que Aguirresarobe y Salva Gil se confundieron en la carrera a pie y eso me permitió adelantar dos puestos, mi posición real debería haber sido la quinta. Aun así fue un buen comienzo con el que acabé muy satisfecho ya que no me lo esperaba y creo que una de las claves para ello fue que competí sin ninguna presión, fui a hacer mi carrera, di lo que llevaba dentro y me salió bien.
 
Han pasado ya más de dos años desde aquel día y en esos dos años he logrado mejores y peores resultados. En esta temporada 2013 me encuentro un poco “jodido” porque por ahora no he logrado ninguna victoria, cosa que sí había hecho los años anteriores pero también hay que decir que la calidad en la participación de las pruebas que me he marcado en el calendario es desde mi punto de vista mayor que otras en las que había participado años atrás (sin querer desmerecer con esto a ningún rival ni a ninguna carrera).
Muchas veces, hablando de triatlón con otros triatletas o con gente cercana me han preguntado “¿y para cuándo un Ironman?” a lo que mi respuesta siempre ha sido la misma, “no lo sé, quizá cuando tenga tiempo para entrenar más porque hoy por hoy bastante difícil se me hace entrenar para hacer media distancia”. Sin embargo, desde hace casi un año mi pareja Arrate llevaba planteándose hacer un IM como un nuevo reto, un nuevo objetivo en su carrera deportiva ya que ella lleva más de 10 años en este deporte y ha competido en todo tipo de pruebas menos en un IM. Ese motivo, junto con que su padre vive en Brasil nos llevó a apuntarnos a Florianópolis.
 
La verdad que todo el invierno pensaba que mayo estaba lejos, que ya habría tiempo y condiciones para hacer rodajes largos y tiradas largas de bici pero ese tiempo que parecía que tenía que llegar, como suele pasar, se me ha echado encima y creo realmente que llego muy justito de preparación.
Si vamos por deportes en la natación raro ha sido el día que he pasado de 2500m y rara la semana en la que he nadado más de dos días, sin embargo, en este segmento sobre todo me preocupa el agobio de salir más de 3000 personas a la vez desde la playa, la distancia de 3800m me asusta menos, se que con neopreno y paciencia si me pongo soy físicamente capaz de hacerlo y espero que sin demasiada dificultad.
En la bici es obvio que llego corto de Km y corto de ritmo, lo del ritmo ya lo he notado en las pruebas que he participado, solo en la última, Lisboa, llegué a tener realmente buenas sensaciones pero han pasado ya tres semanas desde aquello y en los días que llevamos en Brasil no ha sido fácil entrenar en bici y más aún hacerlo deprisa. En los últimos meses llevo bastantes días de 3h o 3h30´ incluso alguno de 4h (más no), llevo tres Medios IM finalizados y cuento con la experiencia adquirida de mi etapa ciclista por lo que ya sé lo que son 180Km en bici. Mi planteamiento en este segmento será el de “sin prisa pero sin pausa”, buscaré un ritmo que sepa que voy a aguantar toda la fase ciclista y sobre todo guardaré fuerzas en los primeros 100Km que sé que voy a necesitar en los últimos 80Km. Ante la duda intentaré ir siempre con un diente más que con un diente menos y sobre todo, cuidando el estómago pero haré lo posible por comer y beber todo lo necesario. Creo que en un IM en el que pasaré unas 5h encima de la bici la concentración va a ser muy importante y estoy mentalizado para ello.
 

 
Sobre la carrera a pie, creo que el mayor problema es que nunca me he puesto a correr después de 180Km de bici y no sé cómo me voy a encontrar. Sé que de forma estoy más o menos bien, en Lisboa, después de los 90Km hice un parcial de 1h18´ (incluyendo parada a hacer pis) que supone mi mejor marca en una media maratón (dentro de un triatlón) y estos días en Brasil me he sentido bien. En estos meses atrás he acumulado varias sesiones de 1h10´ - 1h20´ pero no más, sinceramente me hubiera gustado haber hecho alguna tirada larga de verdad de 25km o más que me hubiera dado un punto psicológico de tranquilidad, pero no lo he hecho y ahora eso ya no tiene solución. A veces pienso que cuando empecé a correr a pie allá por 2008 hacía 30´ unos tres días a la semana, me invitaron a correr la Maratón de Madrid y fui capaz de aguantar sin pararme a un ritmo de menos de 5´/Km hasta el Km34 donde el estómago dijo “basta”. Si eso lo hice sin entrenar, ahora que tengo mucha más experiencia y Kms acumulados debería ser capaz de hacer lo mismo y aguantar hasta el 42 sin pararme, pero claro, ahí entra mi miedo de hacer los 180Km antes…
En este sentido, mi forma de plantear la carrera a pie (si es que en un IM se pueden hacer planteamientos para este segmento) es ser muy conservador, salir a un ritmo lento y tratar de no andar bajo ningún concepto excepto en los avituallamientos, donde si es necesario andaré o aflojaré un poco para comer y beber. Si puedo suplir la falta de fondo en la bici y en la carrera de alguna forma eso es comiendo y tratando que mi hidratación y mis depósitos de glucógeno se mantengan en el mejor estado posible.
 
A nivel de rendimiento lo escrito anteriormente es lo que más me preocupa, es obvio decir que cruzo los dedos porque no me surja ningún dolor en forma de lesión o de estómago que me impida continuar y que espero que solo la fatiga muscular sea la que me ponga el límite. Por otro lado, hay otras preocupaciones “añadidas” que también espero que no me influyan psicológicamente y me hagan perder concentración como por ejemplo saber que Arrate está bien (dentro de su sufrimiento), etc.
Cuando vuelva a escribir aquí el IM ya habrá pasado, espero poder contar que lo finalicé y me alegraría mucho poder decir que lo hice con un resultado más o menos satisfactorio como pasó hace dos años en el Ecotrimad. No tengo presión ninguna, lucho contra mí mismo, no me he planteado tiempos, ni ritmos, ni puestos y espero que todo eso sea algo que juegue a mi favor.

PRIMEROS DÍAS EN BRASIL....

Hace ya una semana del Lisboa Triathlon y parece que han pasado muchos más días. Desde allí viajamos directamente a Brasil. El padre de Arrate vive en un pequeño pueblo aquí donde tiene una “barraca/chiringuito” en la playa así que hemos aprovechado nuestra estancia aquí para pasar unos días con él y más tarde iremos a Florianópolis donde tenemos el IM el día 26 de mayo. El viaje hasta aquí fue cansadísimo, más de 40 horas y cuatro vuelos diferentes cargadísimos de maletas.
 
Nuestros carritos en el aeropuerto de Lisboa


Cuando llegamos el lunes por la noche a Porto Seguro no nos lo podíamos ni creer, nos duchamos, cenamos super a gusto y todo se jodió rápido cuando nos dimos cuenta de que la bici de Arrate venía reventada, cuadro agujereado y horquilla rota e inutilizable. Quien no haya estado en esta parte de Brasil no se puede imaginar cómo es esto, la gente vive al límite de todo, no les falta de comer, pero no tienen ningún tipo de lujo. Encontrar una “bicicletaria” es difícil, encontrar una horquilla muy difícil y encontrar una horquilla de bici de carretera con dirección integrada es casi una misión imposible pero afortunadamente en un par de días y a base de dar la lata conseguimos darle solución y encontramos una horquilla de aluminio que servía, así que por ahora Arrate tiene bici para entrenar y para Florianópolis, aunque a ese cuadro habrá que ponerle alguna solución al llegar a España.

La barra vertical del cuadro de Arrate totalmente agujereada
 
La horquilla, inservible
 
En lo relativo a los entrenos el viaje por lo menos nos sirvió para recuperar muscularmente de Lisboa, el martes hicimos 30´ de carrera, el miércoles 45´ y el jueves 1h. Ayer viernes, como ya teníamos la bici operativa intentamos salir a hacer 3h pero la verdad que sin conocer las carreteras y con el caos de tráfico de la zona no fue fácil. Hicimos 40Km bastante acojonados y para casa
 
Solo salir y llegar a casa ya es toda una aventura :)
 
Hoy sábado hemos salido a las 6 a.m. (aquí a las 5:20 es de día) y, tras cruzar “la balsa” que cruza la desembocadura del río Mutari en Santa Cruz de Cabralia, hemos cogido una carretera llana y tranquila en dirección Norte hacia la ciudad de Belmonte y hemos hecho 90Km bastante productivos. En cuanto a la natación aquí evidentemente no hay piscinas para nadar pero la playa en la que estamos es bastante cerrada así que hemos en el mar. Ya quedan dos semanas para el IM y no me siento muy mentalizado, soy consciente de que me falta muchísima preparación así que mi objetivo es simplemente conseguir terminarlo dignamente. La semana que viene intentaremos sacar tres días largos de bici ya que es la última semana que tenemos para ello y en carrera habrá que ser muy conservador.
 
Desembocadura del río Mutari en Sta. Cruz de Cabralia
 
 
En la balsa que cruza el río, son las 6:15 a.m aunque no lo parezca
 
Entre Sta. Cruz de Cabralia y Belmonte, 50Km llanos con una soledad que llega a dar miedo

Tras el entreno de hoy, descansando ella también :)
 
Por lo demás, entrenos y deporte aparte, esto sigue tal y como lo dejamos el año pasado, la misma gente, los mismos paisajes llenos de encanto y la misma tranquilidad, es literalmente otro mundo. Muchas veces pienso que es increíble que cuando cualquier día entre semana millones de españoles estamos estresados en la ciudad o en un atasco aquí todo está igual de tranquilo… así que también estoy intentando aprovechar estos días para contagiarme de esta calma, olvidarme del móvil, disfrutar de todo y especialmente de Arrate con quien me encanta compartir cada momento en este sitio tan especial.

Aquí es otoño y con un clima semitropical pasas de quemarte al sol a empaparte por la lluvia en pocos minutos

Arrate, Josu y Nilza en la "Cabana"

Playa de Coroa Vermelha

Arrate ejerciendo de camarera


En la zona de Coroa Vermelha hay una reserva india así que aprovechamos un rato de lluvia para visitar un museo

Ya nos habían advertido de que en esta playa había tortugas, la pena fue encontrarnos esta muerta al subir la marea

"Keo", Arrate y yo fuimos ayer a cenar en la parte trasera de un "Pick up"... a Arrate se le metía todo en los ojos... :)
 

Para despedirme de esta entrada quiero felicitar a David Maurelle, una de las personas que primero confió en mí para que le entrenase, que en los últimos meses se ha encontrado con muchas “cuestas arriba” en lo personal pero que gracias a su esfuerzo y a su novia Arantxa hoy ha terminado su primer IM en el Ironcat. Enhorabuena David, me alegro de verdad, disfrútalo!!

TRIATHLON DE LISBOA 2013

Este sábado tuvo lugar una de las pruebas que más me gustan del calendario, el Triatlón Internacional de Lisboa, una carrera en la que en 2012 fui séptimo y a la que acudía con intención de al menos igualar ese puesto, pues por fin parece que poco a poco estoy encontrando un punto de forma que me ha costado mucho coger. La diferencia es que este año había rivales que iban a poner el listón mucho más alto.
Llegamos a Lisboa el jueves por la tarde en avión, alquilamos un coche y dimos un paseo por el centro antes de ir al hotel que lo teníamos en la zona de la Expo. La mañana del viernes tratamos de salir en bici pero esa zona es bastante caótica en lo que al tráfico se refiere y apenas hicimos 12km con muchos coches y semáforos. Comimos prontito, nos echamos la siesta y yo por la tarde salí a trotar 20´ con Santi, Cuenca y Juanma, mis compañeros de 3 Style.
A las 19h tuvo lugar la reunión técnica en la que pude saludar a bastantes conocidos y en la que nos sentamos con nuestro también compañero en las carreras de España, Jose Estrangeiro. Cenamos en la Pasta Party y nos acostamos pronto ya que el sábado teníamos que levantarnos a las 5 a.m.
 
 
El sábado era  el día de la prueba, madrugamos y a las 7:00 salimos del hotel, nos encontramos con una buena cola para entrar a boxes pero por suerte iba rápida. Los boxes la verdad que eran espectaculares con más de 800 bicis colocadas.

 
Cuando quedaba una media hora para la salida nos pusimos el neopreno y la verdad que me encontraba un poco nervioso, hacía tiempo que no lo estaba antes de una carrera pero quizá la sensación de que podía hacerlo bien hacía que estuviese más tenso de lo normal.
Nos metimos al agua unos 10´ antes de la salida y calentamos un poco, la salida era desde el agua y hasta la primera boya teníamos unos 300m. Me coloqué a la derecha del todo y le dije a Arrate que tratase de cogerme los pies. Salí fuerte y me encontré bien en las primeras brazadas hasta que cuando llevábamos unos 100m recorridos el triatleta que llevaba a mi izquierda comenzó a desviarse hacia la derecha más de la cuenta, yo no quería ceder porque nos estábamos saliendo de la línea correcta y comencé una absurda lucha con la esperanza de que fuese capaz de mirar al frente y darse cuenta de que íbamos mal, pero no, el “borrico” seguía desviándose cada vez más hasta que finalmente consiguió incluso sacarme las gafas así que no me quedó más remedio que pararme, dar dos brazadas a braza, colocarme las gafas, cagarme en él y seguir nadando. Todo eso me hizo perder concentración, ritmo y quedarme en un grupo relativamente “lento”. En la primera boya vi que tenía a Arrate a mi derecha y le hice un gesto para que se viniera conmigo a pies pero no me vio. A partir de esa primera boya los restantes 1600m de agua los hice prácticamente solo, sin ir a pies de nadie y (nunca mejor dicho) entre dos aguas, por detrás del grupo con el que debería haber nadado y algo por delante de otro gran grupo.
 
La transición fue bastante buena pero al salir de boxes, cuando iba mirando hacia abajo para colocarme la zapatilla una chica me cerró y antes de darme cuenta estaba en el suelo, con la cadena de la bici fuera, con una zapatilla puesta y otra en la bici y con un millón de pensamientos negativos en la cabeza, pues peor no podía haber empezado la carrera. Me calcé, solucioné el tema de la cadena y sin demasiadas ganas comencé a pedalear. Hacia el Km 5 de bici me adelantó un mítico exciclista profesional, Fabian Jeker que está haciendo sus primeros triatlones y la verdad que me vino de lujo, siempre respetando el drafting decidí quedarme detrás de él pues llevaba un buen ritmo y sabía que era una referencia a seguir. El ciclismo se componía de 4 vueltas de 22Km cada una y durante las dos primeras vueltas Fabian y yo nos íbamos sucediendo para “tirar” y avanzando bastantes posiciones, finalizando la segunda vuelta nos dimos cuenta de que tanto él como yo llevábamos hasta tres triatletas a rueda, pero a rueda de verdad, así que me puse a su par y le dije de apretar en un repecho que había para que se quedasen y así lo hicimos. Para mi sorpresa el propio Fabian también cedió y me marché solo, por delante tenía aún unos 50Km de bici y en ese momento me hallaba en la posición 12ª. Al igual que mis sensaciones en el agua habían sido malas en bici me encontraba muy bien, en el llano mantenía los 40Km/h sin demasiado problema y en cada repecho y curva era capaz de “lanzar” la bici con soltura, seguí avanzando puestos y llegué a boxes en 8º lugar, justo por detrás de Miki Acosta.
Aunque no paraba de pensar en que si hubiese nadado bien y no hubiese perdido un valioso tiempo con la caída habría estado más delante al menos tenía la satisfacción interior de ver que en bici me había encontrado bien y que había sido capaz de recortar tiempo a la cabeza de carrera.
 
Salí a correr ya por delante de Miki en 7º lugar y me propuse intentar mantener un ritmo de entre 3´40´´ y 3´50´´ min/km.
 Aunque me tocó sufir porque tenía flato y dolor de estómago, al menos las piernas funcionaban. En algún momento aflojé a ver si se me pasaban los dolores pero no había manera, y tampoco me podía confiar pues detrás de mí venía a unos dos minutos un grupito con gente como Jeker, Victoriano Raso, etc… Con mucho sufrimiento conseguí mantener ese ritmo hasta el Km 17, iba en 6º lugar y en ese momento ya solo quería acabar, el dolor abdominal era enorme y además estaba preocupadillo por Arrate pues no había coincidido aún con ella en ninguno de los numerosos puntos en  los que nos cruzábamos. Desde el 17 hasta meta aflojé un poco, calculando que podía dejarme unos segunditos por Km sin que me cogieran y siendo consciente de que al 5º no le iba a coger, así que finalmente adelanté una posición sobre 2012, un puesto que quiero valorar positivamente pues aunque nadé peor, en la bici de no ser por la caída a buen seguro hubiera marcado el mejor parcial (me quedé a 3´´) y en la carrera rebajé 8´ mi tiempo del año anterior.
La verdad es que también debo reconocer que en este momento me encuentro un poco triste porque veo que no termino de conseguir un resultado verdaderamente bueno que me haga ilusión, quedar 3º en Basauri, 4º en Bilbao o 6º aquí no son puestos que me hagan sentirme feliz y me está costando motivarme para correr este tipo de pruebas. Supongo que esto será el “calentón” postcarrera y que cuando vuelva a ponerme las zapatillas recuperaré esa motivación.

 
Desde que crucé la línea de meta me dediqué a animar a Arrate que venía 3ª, con la 4ª muy cerca y también con un dolor de tripa que hacía que se le saltasen las lágrimas. A ella le tocó sufir más aún que a mí pero lo hizo y logró un pódium valiosísimo en una carrera muy importante, un pódium que se merece por todo lo que ha luchado para conseguirlo y que espero que le sirva para darse cuenta de que si se lo propone puede estar muy delante en prácticamente cualquier carrera.
Por la noche fuimos a la mítica entrega de premios en el Casino donde además de celebrar el tercer puesto de Arrate vimos subir como ganadores de la prueba de relevos a los 3Style Javi Carretero, Santi Lopez y Carlos cuenca y a Jose Estrangeiro como segundo clasificado. Enhorabuena a todos.
Quiero terminar esta crónica felicitando a Paulo Leite y a toda la organización del Lisboa Triathlon por su excelente trabajo y agradecer a Paulo que un año más nos haya permitido estar aquí. Es una gran carrera y a buen seguro volveremos.





 

CONTACTAR

Adress/Street

Las Rozas. 28231-Madrid. España

Phone number

+(34) 696 993 953

Website

www.josealamagrovalero.es