AD (728x60)

30 de julio de 2013

CHALLENGE VITORIA: DECEPCIÓN, FRUSTRACIÓN, TRISTEZA...

Share & Comment
Me encantaría empezar a escribir esto contando que tengo las piernas reventadas de cansancio pero no es así, las tengo "cansadillas", pero realmente lo que tengo mal es la cabeza. Ayer fue psicológicamente un día muy duro para mí tras retirarme en Challenge Vitoria, era algo que no entraba en mis planes bajo ningún concepto y de lo que voy a tratar de pasar página cuando termine de escribir esta crónica.
 
Todos sabéis que la cita con Challenge VG me tenía motivado, me gustaba la prueba, los circuitos, habia entrenado mejor que otras veces e iba a tener mucha gente conocida apoyándome en lo que considero "mi segunda casa". Confiaba en mí mismo algo más que en otras ocasiones pero las cosas no salieron como esperaba.
 
Resumiré brevemente la carrera pues no tengo ganas de mucho más:
 
La natación fue limpia y un poco larga, salíamos 34 pros y no hubo muchos golpes, cuando llevábamos unos 500m me pasó por mi izquierda Eneko Elosegui y cogí sus pies, me hizo sufrir de lo lindo en cada brazada pero me ayudó mucho y solo perdí 3´ con el grupo de Alejandro Santamaría y menos de 3´ con Álvaro Velazquez. Creo que fue una buenísima natación para mí.
 
En bici desde la primera pedalada los cuádriceps me dolían mucho, llevaba las piernas hinchadas y no conseguía hacerlas funcionar como deberían, a pesar de ello y del fuerte viento no llevé un mal ritmo pero ya me estaba dando cuenta de que algo fallaba. Iba por el Km50 y tenía la tripa también hinchada, el cuerpo no me pedía ni líquido ni sólido pero había que comer. Me propuse comer cada 20km y beber cada 10km y así lo hice, pero con "asco" y sin ganas y con la sensación de no digerir lo que comía. Los últimos 60km de bici se me hicieron largos aunque llevaba bastante a la vista a Miguel Ivan Rodríguez y Carlos Aznar y eso me ayudó.


 
 
Llegaba la carrera a pie, quizá el segmento en el que más confiaba en mí mismo y salí a correr emocionado entre los ánimos del público vitoriano, pasé el primer 10mil en 41´30´´ con bastante facilidad y pensaba que podría mantener ese ritmo hasta el final pero de repente todo se me desplomó. En el Km15 bebí un isotónico que me hizo polvo, me entraron hasta escalofríos, seguí corriendo, por piernas era capaz de mantenerme por debajo de 4´25´´ pero en el Km 18 el dolor de estómago era tal que tuve que caminar unos metros. Caminé y seguí corriendo, atravesé el paso por la segunda vuelta en la Plaza de España corriendo por vergüenza y deseando salir de allí para andar de nuevo. En el Km21 volví a andar, entré al baño y volví a intentar correr pero no podía ni mantenerme de pie del dolor que tenía, me paré, me senté unos minutos en un banco viendo pasar a otros triatletas con la esperanza de que se me pasasen las molestias e intenté volver a correr pero no podía, en ese momento el estómago, las piernas y la cabeza se aliaron y me traicionaron. Me retiré cabizbajo y dolido conmigo mismo, el IM había podido conmigo.

 
Todavía estoy caliente pero tras 48h de reflexión creo que no tengo nivel deportivo para disputar los puestos cabeceros de un IM con la participación que había en Vitoria y por tanto, las pruebas que corra de esta distancia las debo correr exclusivamente para disfrutar, sin pensar en el tiempo, sin pensar en el puesto y respetando mucho una distancia que he podido comprobar en mis propias carnes lo dura  que puede llegar a ser. Trataré de disputar otro tipo de carreras y lograr resultados en ellas, pero hoy por hoy, si vuelvo a correr un IM (seguramente haré uno antes de final de año porque necesito quitarme la espina) será única y exclusivamente para disfrutarlo, olvidándome de mis rivales y de los tiempos. Fue lo que hice en Brasil y fue una de las mejores experiencias de mi vida.
 
Quiero también felicitar a todos los que terminaron, a todos los ganadores de sus respectivas categorías y por supuesto a Arrate, que quedó 4ª en Pro (5ª en la clasificación por tiempos de la general porque una chica de grupos hizo mejor tiempo que ella) y que supo vencer a lo que yo no supe vencer, al estómago, a los escalofríos, a las ganas de retirarse a los malos momentos... pudo con ellos y reconozco que la admiro por eso. Enhorabuena, dos IM en dos meses, descansa y disfruta que te lo has ganado :)

 
 
Por último, quiero dedicar unas líneas a la estupenda organización de Challenge VG encabezada por Iñigo Blanco y Eduardo Martinez y como no, al público, un público volcado lleno de personas anónimas y también ilustres que aplaudían y chillaban a cada paso. Gracias a mi padre por estar ahí, gracias a la familia de Arrate por sus ánimos, gracias a gente como Eneko y Ruth, Joseba y Gorka Beloki, Martín Fiz que se acercaron a animar como uno más, gracias a Inma Pereiro y Fernando G. Aja por todo su apoyo, a Iván Rodríguez y demás compañeros de La Blanca, gracias a Estefanía Gomez que me pegó un grito que casi me caigo de la bici, gracias a todos los demás que aunque no os decía nada sabía que estabais ahí, gracias de verdad. Volveré en 2014 y terminaré, os lo debo.


Tags:

By

Soy José Almagro, vivo en Las Rozas, nací en Madrid en 1980 y desde los 7 años empecé a competir en bicicleta, primero en BMX, más tarde en BTT y desde los 18 años en carretera, donde llegué a ser profesional en las temporadas 2005 y 2006 con el Equipo Relax Fuenlabrada.

2 comentarios:

Publicar un comentario

 




Follow by Email

Entrenamientos Personales

Entrenamiento personal de triatlón, atletismo, ciclismo y natación. Todos los niveles en función de las características del atleta, de su tiempo disponible, sus necesidades y sus objetivos.
Copyright © Jose Almagro Valero | Designed by Templateism.com | Published by GooyaabiTemplates.com | Adapted By BufaloDesignWeb