AD (728x60)

17 de septiembre de 2013

SAILFISH - BERGA

Share & Comment
La presa del Embalse de La Baells, un entorno impresionante para la celebración de un triatlón.

Después de quedar tercero en el Triatlón de Guadalajara hace una semana este fin de semana en el Sailfish de Berga había dos opciones:
 
A) que me volviera a encontrar igual de bien
B) que acabase pagando el cansancio de una carrera tan dura como Guadalajara una semana después.
 
Aunque durante la semana me he encontrado bien entrenando y tenía sensación de haber recuperado bien, por desgracia ayer en Berga se dió la opción B.
 
Para mí no están siendo unos días fáciles a nivel personal, tengo cosas importantes en la cabeza que me inquietan y aunque entrenando consigo evadirme, a la hora del descanso estoy notando que duermo poco y mal, y eso, día tras día se acaba notando... Además, concentrarse al 100% durante 4h exclusivamente en una carrera cuando tienes preocupaciones importantes no siempre es fácil.

Cuando hay poco tiempo el rodillo siempre sirve para "salvar" sesiones.
 
Llegamos a Berga el viernes y desde el primer momento nos dimos cuenta de que esa carrera la hacen con un cariño especial, la organización se vuelca con la prueba y con los triatletas, todo, absolutamente todo, son buenos gestos y facilidades así que durante el viernes y el sábado mi motivación era bastante alta.
 
Ayer domingo nos pegamos un buen madrugón para ir de nuestro hotel a la T2 a dejar las zapatillas y coger a las 7:30 el bus que nos llevaba a la T1 donde se nadaba. Las casi 2h de espera y preparativos hasta la salida que fue a las 10 se hicieron bastante largas.

 
Centrándonos en la prueba, la salida de la natación era conjunta, 650 personas, chicos y chicas a la vez en busca de una primera boya. Arrate y yo nos situamos a la izquierda del todo, nos daba miedo agobiarnos con los golpes, allí había gente que podían ser para mí una buena referencia nadando como Jose Luis Cano, Álvaro Velázquez o Saleta Castro. Por un lado pensé en salir a tope para seguirles pero por otro eso siempre me acaba pasando factura y una salida más progresiva podría permitir a Arrate cogerme pies así que opté por esta segunda opción. Una vez se dío el bocinazo salí fuerte pero no a tope, en seguida me di cuenta de que en un barullo tan impresionante de gente era imposible reconocer unos pies para seguir. Hice unos 100m en paralelo a Saleta y la verdad, me fié de ella y no levanté casi ni la cabeza hasta que se cruzó delante de mis narices, en ese momento me dí cuenta de que nos habíamos desviado un poco y aproveché para cogerle pies, pero solo duré unos 100m más :(.... A partir de ahí llegué a mi ritmo hasta la primera boya y ahí ya cogí un grupo en el que iba más o menos bien y con el que llegué a la transición. La cabeza de carrera (Richard Calle, Bert Jamaer y Pedro Gomes) me había sacado unos 5´ en el agua.

 
Tras una buena transición cogí la bici con ganas y empecé a adelantar gente. El circuito al que había que dar dos vueltas tenía bastante dureza ya que no te permitía parar de dar pedales prácticamente ni un segundo y había una subida constante, no muy dura pero sin descansos de 12Km. Al paso por la primera vuelta había adelantado a gente con "nombre" como Jose Luis Cano o Cristian Cofiné y me situé 5º. Esa posición la mantuve, con bastante sufrimiento durante la segunda vuelta y llegué a la T2 con unos 8´ de desventaja sobre la cabeza de carrera.

 
Pensaba que sería capaz de correr bien pero nada más empezar me dió un flato bastante insoprotable, traté de respirar bien y de ir cogiendo ritmo poco a poco hasta que en el Km4 me adelantó Gomes. Poco a poco veía como la cabeza (en la que marchaba el vencedor final y por quien me alegro mucho Richard Calle) se me alejaba mucho y por detrás un numeroso grupo con Cano como referente venía como una moto así que me vine un poco abajo mentalmente. Eso, sumado a la fatiga psicológica que llevo semanas arrastrando y a la fatiga física de haber hecho Guadalajara la semana anterior me hizo "desconectar". Como suele pasar en este tipo de carreras en algún momento me planteé abandonar pero por suerte mi cabeza se mantuvo fría y no lo hice. Tenía que acabar por lo que digo siempre: por respeto a la organización y a los rivales y en este caso, por una razón más, tenía que hacer un buen entreno para Calella, que solo quedan 3 semanas.

 
No puedo decir que esté contento con el resultado, solo estoy contento por haber sabido terminar en unas circunstancias que no eran las que esperaba. Ahora mismo no puedo hacer nada más que descansar un poco esta semana y apretar los días que quedan hasta Calella para hacerlo allí lo mejor posible, aunque mi objetivo en ese IM no sea otro que disfrutarlo ya que soy consciente de que hay gente con mucho más nivel que yo.
 
Por último, quiero agradecer y felicitar a la ortganización de todo el Sailfish de Berga por el gran trabajo que realizan, por su esfuerzo, su dedicación, su cariño y su profesionalidad. El triatleta nota todas esas cosas y se agradecen :). Muchas gracias también al numeroso público que se volcó con la prueba y que animaba desde el primero hasta el último a cada paso.

Tags:

By

Soy José Almagro, vivo en Las Rozas, nací en Madrid en 1980 y desde los 7 años empecé a competir en bicicleta, primero en BMX, más tarde en BTT y desde los 18 años en carretera, donde llegué a ser profesional en las temporadas 2005 y 2006 con el Equipo Relax Fuenlabrada.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 




Follow by Email

Entrenamientos Personales

Entrenamiento personal de triatlón, atletismo, ciclismo y natación. Todos los niveles en función de las características del atleta, de su tiempo disponible, sus necesidades y sus objetivos.
Copyright © Jose Almagro Valero | Designed by Templateism.com | Published by GooyaabiTemplates.com | Adapted By BufaloDesignWeb